Sábado 18 Agosto 2018
giweather joomla module

La selección argentina de fútbol espera este año por fin cortar la sequía de títulos y alzarse con la copa en el mundial de Rusia. Mientras tanto, en el sur de Córdoba ya hay quienes festejaron un título internacional este año.

Se trata de la cabaña Corral de Guardia, de la firma Bellamar Estancias SA, que produce bovinos Brangus en Villa Valeria y que la semana pasada obtuvo el máximo galardón que puede alcanzar una empresa de su tipo.

Un toro de tres años criado allí, de nombre “Payanquén”, fue elegido como el Gran Campeón Macho en el certamen internacional de la raza realizado en Houston, Estados Unidos, organizado por la Asociación Americana de Brangus.

En esa misma ciudad, también se realizó el campeonato mundial de Braford, que determinó como ganadora a una hembra de la empresa Pilagá, de dueños cordobeses.

Torneo de reproductores

Payanquén llegó a ese concurso luego de haber triunfado el año pasado en la Rural de Palermo.

PAYANQUÉN. Una imagen del mejor toro Brangus del mundo, cuando triunfó en Palermo, en 2017 
Según explicó a Agrovoz el gerente Comercial de Bellamar, Fernando Foster, del torneo internacional de reproductores participan ejemplares de 14 países: son aquellos que ganaron en el máximo torneo de cada una de esas naciones.

Los cuatro jurados (un argentino, un paraguayo, un australiano y un estadounidense) evaluaron datos, imágenes y filmaciones de cada uno de los postulantes y determinaron que Payanquén es el mejor toro Brangus del mundo.

El diploma que confirma a Payanquén como campeón mundial.
Se trata del segundo ejemplar de Corral de Guardia que obtiene este galardón: en 2015, “Estrella” fue elegida como la Gran Campeona Hembra.

Cabaña modelo

Bellamar Estancias trabaja con un plantel de tres mil madres Brangus registradas en Villa Valeria y otras dos mil en Joaquín V. González, Salta.

Allí se crían los vacunos completamente a campo y se van eligiendo los mejores por selección genética. En ese sentido, Foster destacó el trabajo de Gastón García, el genetista de Corral de Guardia, que “tiene muy clara la dirección a seguir”.

Para Foster, el logro alcanzado por Payanquén -que es hijo de Lonquimai, otro bovino multi premiado- “es un gran orgullo y una demostración de que la genética Brangus argentina puede competir en cualquier plano internacional y ganar”.

De Córdoba al mundo

A nivel empresarial, destacó que este tipo de premios “abre puertas a las exportaciones de semen y embriones”.

“Actualmente, vendemos a Paraguay y Brasil; pero esto genera más interés en otros países de Latinoamérica que quieren genética argentina sin sangre americana”, indicó.


Y ahora Bellamar podría saltar el charco: el martes que viene recibirá a una delegación de sudafricanos, encabezada por el presidente de la Asociación Brangus de ese país, interesada en importar semen o embriones.

Foster se mostró entusiasmado ante esta posibilidad, ya que los protocolos sanitarios de ambos países no son tan diferentes y podría darse un acuerdo para comenzar rápidamente con este intercambio comercial.

Pronóstico del tiempo

giweather joomla module