Sábado 20 Octubre 2018

Cambiemos criticó que no se deje explicitada la posibilidad,  que se abran calles en el caso de que construyan un parque El tratamiento de la donación al Obispado de Río Cuarto, de un sector de los edificios que están en el viejo hospital abrió una nueva polémica en el Concejo.

Si bien la cesión forma parte de una decisión que tomó la Provincia hace varios años y, que se aprobó en 2011 en el Legislativo, por una cuestión de formas, el tema regresó para ser discutido en la sesión de ayer.

 

En ese marco, los concejales de Cambiemos plantearon la necesidad de que se deje explicitada la posibilidad de que, en un futuro, se puedan abrir las calles Hipólito Yrigoyen, Alberdi y Sarmiento, para garantizar la transitabilidad y la conectividad vial en el sur de la ciudad, en el caso de que el sector se transforme en un parque, tal como lo anunció el gobierno de Córdoba.

De acuerdo a lo explicado por el oficialismo, la donación impulsada por el Estado provincial (durante la tercera gestión de José Manuel de la Sota) implica la desafectación del dominio público en favor del Obispado de una superficie de más de 18 mil metros cuadrados en la que se encuentra una capilla, una casa y una habitación.

Los ediles del justicialismo, los únicos que votaron afirmativamente en la sesión de la víspera, dijeron que, en caso de que la hipótesis de Cambiemos se vuelva una posibilidad concreta, la apertura de calles deberá tratarse en el Concejo y negaron que el expediente recientemente aprobado vaya a ser un escollo.

“Hay que decir que donde la oposición afirma que se podrían abrir calles ya hay construcciones. De todas maneras, si se decidiera avanzar en ese sentido, el tema debería discutirse en el Concejo”, apuntó la concejala peronista Andrea Petrone.

Por su parte, el edil radical Martín Carranza aseguró que no se oponen a la cesión de parte de la propiedad, aunque aclaró que no están de acuerdo con que no se piense en el futuro.

“Pensamos en un artículo que brinde soluciones y no conflictos en el caso de que se tengan que abrir las calles. Hicimos el planteo en la comisión y no hemos sido escuchados”, fustigó Carranza.

Por otro lado, en la sesión de ayer también se aprobó un acta de intención y un protocolo de trabajo entre la Municipalidad y la Universidad Nacional de Río Cuarto relacionados con el estudio sobre la regulación del transporte público.

Arbolado

El Concejo aprobó por unanimidad una ordenanza impulsada desde el Consejo del Arbolado Público por la que cada frentista estará obligado a colocar al menos un árbol frente a su vivienda.(ver TEXTUAL de ayer)

“Implica un paso adelante a partir de una situación que vemos deficitaria respecto del arbolado público en la ciudad”, sostuvo el concejal Armando Chiappe (PJ).

Franco Altamirano, de Respeto, también destacó la importancia de la ordenanza que beneficiará a futuras generaciones.

La fecha límite para adaptarse es julio de 2019.

El Municipio apoyará a los vecinos que no puedan comprar árboles.

Pronóstico del tiempo

giweather joomla module