Sábado 20 Octubre 2018

Este domingo hubo una multitudinaria concurrencia de fieles a la procesión y misa central en barrio Bimaco, que conmemoraron el día de San Cayetano, patrono del pan y el trabajo.

La ceremonia fue presidida por el obispo de la diócesis de Río Cuarto, Monseñor Adolfo Uriona, quien en su discurso ante cientos de personas pidió “confianza en medio de la oscuridad”.

Luego de la misa, Uriona dialogó con algunos periodistas y, manifestó que “esta devoción al santo del pan y del trabajo, nos hace reflexionar mucho en este momento”.

Además, se refirió a los mensajes del papa Francisco sobre la desocupación en Argentina y dijo que el Sumo Pontífice está muy preocupado. “La falta de trabajo es lo que más afecta y esperemos que esto se revierta. Lo importante es mirar la realidad de frente”.

Despidos de trabajadores contratos del municipio

El Obispo también opinó sobre la decisión del intendente Llamosas de despedir a 200 contratados y, dijo que al no estar en la ciudad los últimos días lo deja “un poco en ascuas” y, no sabe “cuáles son los fundamentos”. “Me faltan elementos para analizar la situación, pero siempre cuando se despide gente es doloroso”.

Consideró que “tomar medidas drásticas es muy fuerte” y “quizás se podrían hacer más gradualmente al igual que el tema de las tarifas”.

Pronóstico del tiempo

giweather joomla module