Sábado 22 Septiembre 2018
giweather joomla module

Presión fiscal récord en la provincia

El constante incremento, en el ya elevado nivel de presión fiscal, es un proceso que se ha sustanciado tanto a nivel nacional, provincial y municipal. Desde el Observatorio de Finanzas Públicas del CIPPES se realizó un análisis sobre cómo se construyó la presión fiscal récord que hoy existe en Córdoba y cuáles han sido los actores de esta situación
* En la actualidad, bajar la presión fiscal resulta prioritario y prueba de ello son los compromisos asumidos por las provincias en el último Consenso Fiscal firmado con el Gobierno Nacional en noviembre pasado.

Establecer sobre bases técnicas, un diagnostico objetivo sobre uno de los principales problemas que atraviesa la provincia, representa el único camino para resolverlo. El presente informe brinda la información para establecer cómo se construyó la presión fiscal más alta de la historia de la Provincia de Córdoba y la distribución de responsabilidades, entre la Provincia y los municipios, de lo que hoy se conoce como el “costo Córdoba”.

El Observatorio de Finanzas Públicas del CIPPES estima que la presión fiscal provincial total, incluyendo la presión fiscal del estado provincial y de los municipios, para las familias y empresas cordobesas durante 2016 representó el 13,2% del PBG (Producto Bruto Geográfico). Esto quiere decir que del total de bienes y servicios que se producen en la provincia más del 13% es recaudado vía impuestos y tasas provinciales y municipales. Se trata de valores récord, nunca antes registrados en la historia de Córdoba.

En 2006 la presión fiscal provincial total, incluyendo la presión fiscal del estado provincial y de los municipios, era del 6,8% del PBG, por lo que en el período 2006 a 2016 la presión fiscal general aumentó en 6,4 puntos porcentuales del PBG. Es decir, en diez años prácticamente se duplicó la presión fiscal provincial total para los cordobeses (se incrementó un 93%).

Discriminando el accionar del gobierno provincial, del de los municipios, tenemos que este aumento de 6,4 puntos porcentuales en la presión fiscal provincial total del periodo 2006 a 2016 se explica por un aumento de la presión fiscal del estado provincial de 4,8 puntos porcentuales del PBG y por un aumento de la presión fiscal de los municipios de 1,6 puntos porcentuales del PBG (ver gráfico).

Estos datos significan que la duplicación de la presión fiscal provincial total para los cordobeses se debe en un 75% al accionar del gobierno provincial y en un 25% al accionar de los municipios. Sin lugar a dudas, es el gobierno provincial el gran responsable del aumento en la presión fiscal provincial total que sufren familias y empresas cordobesas. Es decir, cuando se habla de que Córdoba es “cara”, es el accionar del gobierno provincial el principal responsable de contribuir a ese “encarecimiento” y aumento del “costo Córdoba”.

Analizando el caso específico de la presión fiscal del estado provincial, tenemos que este era de 4,6% del PBG en 2006 y aumentó a 9,4% del PBG en el año 2016, el cual es un valor máximo histórico. Es decir, entre 2006 y 2016 la presión fiscal del estado provincial aumentó 4,8 puntos porcentuales del PBG, con lo cual la presión fiscal del estado provincial aumentó un 104%[1].

Un cálculo similar basado en datos de recaudación propia del conjunto de municipios de la provincia[2], indica que la presión fiscal de los municipios pasó del 2,2% del PBG en el año 2006 al 3,8% del PBG en el año 2016. Es decir, un aumento de 1,6 puntos porcentuales del PBG en este periodo, con lo cual la presión fiscal de los municipios aumentó un 73%.

Valores de presión fiscal de la magnitud que se están registrando en la Provincia de Córdoba en los últimos años, generan no sólo una fuerte carga en los presupuestos familiares, sino también atentan contra la competitividad de las empresas, por lo que tiene efectos nocivos que se multiplican. Es por ello que el CIPPES alienta a superar los debates coyunturales entre la Provincia y los municipios en torno a sus financiamientos y señala la conveniencia de abrir un debate profundo, respaldado en datos concretos, que derive en propuestas viables para bajar la presión fiscal.

Es importante que este esquema de reducción de la presión fiscal sea planificado, coordinado y gradual. Además, es necesario tener especial cuidado de no desfinanciar ni al estado provincial ni a los municipios ya que ellos proveen bienes y servicios esenciales para el desarrollo provincial y el bienestar de la población, tales como la educación y salud publica, la asistencia social y la construcción de infraestructura que mejora la capacidad productiva y exportadora de la Provincia.
Teniendo en cuenta estos lineamientos generales, desde el Observatorio de Finanzas Públicas del CIPPES insistimos en que los distintos actores provinciales y municipales debieran impulsar nuestra propuesta, presentada con anterioridad, “Coparticipar más para bajar la presión fiscal”, que consiste en coparticipar los fondos reclamados por algunos intendentes a la Provincia y usarlos para bajar la presión fiscal de los municipios.[3] Implementar esta propuesta abriría la posibilidad de recudir la presión fiscal de los municipios en alrededor de un 15%, con lo cual podría reducirse la presión fiscal de los municipios del 3,8% al 3,2% del PBG.

Se puede obtener este informe en versión PDF aquí

Contacto:
Dr. Alfredo Schclarek Curutchet
Director Académico
Teléfono / Whatsapp: +54 9 351 688-0078
Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales
www.cippes.org - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @cippescba - Facebook: Cippes Córdoba

Pronóstico del tiempo

giweather joomla module