Viernes 22 Junio 2018
giweather joomla module
¡Vamos Argentina!

Vaporizadores UNRCAcaban de colocarse en el campus universitario tres vaporizadores de gases líquidos de última generación, con una capacidad de casi mil litros por hora, para asegurar que haya un caudal suficiente, que permita satisfacer la demanda de las distintas dependencias de la casa de estudios.

Con esta inversión, que asciende a los 550 mil pesos, se evitarán los congelamientos que se venían registrando en las cañerías cuando la temperatura bajaba de cero grado.

Estos dispositivos vaporizan gases líquidos, en este caso propano. Parte del proceso se lleva a cabo de forma natural dentro de los tanques de GLP -gas licuado de petróleo-; pero cuando la capacidad de vaporización no es suficiente, es necesario hacer esta operación en un lugar cercano, que pueda garantizar un caudal suficiente y constante de gas. Trabajan a una temperatura de entre 40 y 50 grados centígrados, que permite tener una buena calidad media del gas.

El ingeniero mecánico Juan Rossone, que es el representante técnico de la planta de gas licuado de petróleo (GLP), de la Universidad de Río Cuarto, comentó: “Se colocaron tres vaporizadores, con una capacidad de 160 kilos de GLP cada uno, esto es 300 litros por hora, cada uno”.

“Alcanzan para satisfacer toda la demanda que hay en la Universidad. La cantidad y la capacidad está en concordancia con el consumo que hay en la institución, donde el gas se usa para cocina, calefacción y laboratorios”, agregó, a la vez que remarcó: “Para el consumo actual estos vaporizadores son suficientes, más la vaporización natural que tienen los tanques por sí mismos”.

En este sentido, el especialista explicó: “Con estos vaporizadores se ayuda a la vaporización natural. No se daba abasto con la demanda. Había tres vaporizadores, pero eran antiguos y uno estaba fuera de servicio. Habían quedado obsoletos, por lo cual se decidió reemplazarlos por estos tres que son de última tecnología y es lo que necesitaba la planta para seguir funcionando”.

Rossone dijo: “Veníamos teniendo congelamiento de las cañerías, en la salida del tren de regulación por la alta demanda y la baja vaporización del gas licuado. Estaba habiendo más demanda que lo que se podía producir. Había congelamiento de la cañería. No se conseguía la presión necesaria para el funcionamiento óptimo de los equipos que funcionan con este combustible en el campus”.

Sobre las características de estos equipos y su instalación, el funcionario señaló: “Los vaporizadores fueron colocados al aire libre, con las medidas reglamentarias establecidas por las normativas del Enargas, dentro del perímetro donde está la planta de GLP. Son de fuego directo y autónomos, puesto que tienen un encendido electrónico, que anda con una batería de nueve voltios y para su funcionamiento los vaporizadores se alimentan con el mismo GLP; y el consumo es mínimo”.

“Funcionan por temperatura. Tienen conectado un termostato, que determina el arranque y la interrupción”, acotó

Estos dispositivos fueron puestos a unos 12 metros de los dos tanques de 25 metros cúbicos de gas, que hay en esta planta, tal lo exigido por las normativas vigentes para los aparatos de fuego directo.

El ingeniero Juan Rossone puntualizó: “Tanto la compra de los equipos, como el proyecto, fueron gestionados por la Secretaría de Coordinación Técnica y Servicios de la UNRC”. Agregó: “Son dispositivos de última generación, fabricados en México. Cada uno tuvo un costo de seis mil dólares. Son de los mejores a nivel mundial”. Y subrayó: “Entre la compra, la instalación y el proyecto, la inversión hecha por la Universidad es de 550 mil pesos”.

Próximamente, prevén reactivar la planta de gas que está ubicada en la Facultad de Agronomía y Veterinaria, que se usaba antes para la provisión de gas al horno pirolítico que funcionaba allí. “Tanto los tanques, como la red están en condiciones de ser utilizados. Se piensa ponerlos en uso. Eso ayudaría a equilibrar presiones, debido a que están en un sector opuesto al lugar donde está la planta de GLP, y, a la vez, permitiría aumentar la capacidad de acopio”, dijo Rossone

“Son dos tanques de siete metros cúbicos cada uno. Se usarán para inyectar gas a la misma red. Con esto se aumentará la presión desde el otro lado de la red”, apuntó.

Pronóstico del tiempo

giweather joomla module