Lunes 20 Agosto 2018
giweather joomla module

Antenas CelularesLa Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Río Cuarto realizará la inspección técnica de 262 antenas de telefonía celular en una amplia zona del Sur de la provincia.

Los docentes investigadores locales harán la medición de los niveles de campo eléctrico emitidos por estas antenas y una inspección ocular in situ. El eje de interés es la radiación no ionizante producida en esta región del territorio cordobés. Medirán el nivel de campo eléctrico, realizarán identificaciones analíticas y enviarán una treintena de informes por mes al ERSeP.

Llevarán a cabo determinaciones del nivel total en el rango de 700 KHz a 2.5 GHz de las radiaciones generadas por las antenas de telefonía celular. El tipo de medición a ejecutar es de inmisión, de todos los operadores o licenciatarios presentes en esta parte de la provincia.

Además, realizarán una inspección de reconocimiento que incluirá verificaciones vinculadas con que las antenas permanezcan fuera del contacto directo con las personas; la descripción del tipo de antena, la cantidad de irradiantes; el tipo de torre o estructura; la presencia de balizamiento y de cerco perimetral; si están en edificio o no y si poseen identificación, entre otros aspectos.

El estudio fue encargado por el Ente Regulador de Servicios Públicos (ERSeP), con el cual la Facultad de Ingeniería firmó un protocolo de trabajo específico. Las antenas de telefonía celular a inspeccionar son las de Movistar, Personal, Nextel y Claro.

Se audita la energía radiada por las antenas de estaciones de base de telefonía celular, la cual no puede superar la escala prevista por las normas internacionales. Así lo establece la Ley provincial, cuyo organismo de aplicación es el ERSeP.

No hay evidencias de efectos negativos para la salud por las radiaciones de estas antenas de telefonía móvil, pero existe una recomendación a nivel mundial, que es la prevención. En este marco, las antenas tienen que pasar por inspecciones técnicas periódicas, las cuales, en el sur de Córdoba, a partir de este acuerdo institucional, serán realizadas por la UNRC.

La zona a cubrir con estas mediciones por parte de los universitarios locales se extiende a lo ancho de la Provincia desde la altura de Villa María, Berrotarán y La Cruz hacia el sur, una importante superficie de Córdoba donde funcionan estas 262 antenas de telefonía celular.

La Universidad realizará la inspección técnica de las antenas de telefonía celular en todo el sur provincial

 
 

El eje de interés es la radiación no ionizante producida en esta región del territorio cordobés. Medirán el nivel de campo eléctrico, realizarán identificaciones analíticas y enviarán una treintena de informes por mes al ERSeP. Suman 262 las antenas a monitorear. El trabajo se centra en la contaminación electromagnética, un tema que siempre genera preocupación en la comunidad. Incluye a todos los operadores y licenciatarios del sur de Córdoba

 
 
Los campos radioeléctricos son el eje de un trabajo de campo que se lleva adelante desde Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Río Cuarto, que ahora realizará la inspección técnica de 262 antenas de telefonía celular en una amplia zona del sur de la provincia de Córdoba.
Los docentes investigadores locales harán la medición de los niveles de campo eléctrico emitidos por estas antenas y una inspección ocular in situ.
Llevarán a cabo determinaciones del nivel total en el rango de 700 KHz a 2.5 GHz de las radiaciones generadas por las antenas de telefonía celular. El tipo de medición a ejecutar es de inmisión, de todos los operadores o licenciatarios presentes en esta parte de la Provincia. Además, realizarán una inspección de reconocimiento, que incluirá verificaciones vinculadas con que las antenas permanezcan fuera del contacto directo con las personas; la descripción del tipo de antena, la cantidad de irradiantes; el tipo de torre o estructura; la presencia de balizamiento y de cerco perimetral; si están en edificio o no y si poseen identificación, entre otros aspectos.
El estudio fue encargado por el Ente Regulador de Servicios Públicos (ERSeP), con el cual la Facultad de Ingeniería firmó un protocolo de trabajo específico.
Las antenas de telefonía celular a inspeccionar son las de Movistar, Personal, Nextel y Claro.
Se audita la energía radiada por las antenas de estaciones de base de telefonía celular, la cual no puede superar la escala prevista por las normas internacionales. Así lo establece la Ley provincial, cuyo organismo de aplicación es el ERSeP.
No hay evidencias de efectos negativos para la salud por las radiaciones de estas antenas de telefonía móvil, pero existe una recomendación a nivel mundial, que es la prevención. En este marco, las antenas tienen que pasar por inspecciones técnicas periódicas, las cuales, en el sur de Córdoba, a partir de este acuerdo institucional, serán realizadas por la UNRC.
La zona a cubrir con estas mediciones por parte de los universitarios locales se extiende a lo ancho de la Provincia desde la altura de Villa María, Berrotarán y La Cruz hacia el sur, una importante superficie de Córdoba donde funcionan estas 262 antenas de telefonía celular.
 
 
La medición de la radiación de radio frecuencias
 
Si bien se sabe que estas antenas generan una señal de radiofrecuencia, un tipo de emisiones consideradas como no ionizantes, es decir, que no tienen energía suficiente para arrancar electrones de los átomos con los que interaccionan, su regulación es una cuestión de Estado. El ERSeP es el órgano que tiene la responsabilidad de realizar este control, marco en el que le encargó a la UNRC la realización de las mediciones que exigen las normativas.
En el acuerdo que acaba de firmarse se estableció que la Universidad debe entregar al ERSeP un mínimo de treinta mediciones mensuales. Estas se realizan con sonda de campo eléctrico en banda ancha. Para ello, se usan técnicas, metodologías, equipos e instrumental adecuados tecnológica e investigativamente.
 
Son 16 mediciones por antena
 
El Laboratorio de Radiocomunicaciones de la Facultad de Ingeniería lleva a cabo la ejecución técnica de este trabajo, mientras que la fiscalización y el control de los servicios corre por cuenta del Área de Antenas de Telefonía Celular de El ERSeP.
El ingeniero en Telecomunicaciones Ezequiel Tardivo, director de ese laboratorio de la Universidad, es el responsable técnico de este estudio. Dijo: “Se hace una medición de inmisión, esto es el nivel de radiación que hay en un punto determinado. En caso de que se superara el 50 por ciento del umbral establecido por la normativa, se debería hacer una medición de emisión, que es puntual a la antena. Pero, hasta ahora no han sido necesarias, porque en todos los casos se han obtenido valores por debajo del 15 por ciento”. Y agregó: “Los valores máximos que hemos obtenido, en general, son de 3 voltios por metro cuadrado”.
Sobre la metodología de este trabajo a campo, el docente, explicó: “De cada antena hacemos por lo menos 16 mediciones. Se realizan a distintas distancias alrededor de la antena, en puntos en los que se sospecha que puede haber mayor radiación. Además, hacemos una inspección ocular de la antena para corroborar que tenga un cerco, cuente con balizamiento diurno y nocturno, posea identificación, entre otras cuestiones”.
Para este trabajo cuentan con un analizador de redes portátil Cell master para test de campo y una antena triaxial para medición en tres ejes de campos electromagnéticos radiados. De acuerdo con la normativa que rige la medición de radiaciones, el equipo debe ser calibrado todos los años, para lo cual desde la Universidad se lo envía a Estados Unidos, puesto que no se hace en el país.
Como parte de la tarea que desarrollan, in situ llenan una planilla con la información recabada y hacen registros fotográficos de las antenas y sus instalaciones.
En paralelo, acaban de desarrollar una aplicación, que les permitirá trabajar desde una tablet, para dejar digitalizados los datos sobre los puntos que van midiendo.
Además, este equipo de investigación y desarrollo está abocado desde el año pasado al diseño y puesta en marcha de un medidor de Radiación No Ionizante (RNI) de bajo costo, apto para monitorear lugares sospechados de poseer alta radiación.
Hasta ahora se están usando medidores de radiación continua fabricados en el exterior, lo cual hace que tengan precios elevados.
Con miras a la fabricación de este dispositivo made in Río Cuarto, los investigadores están trabajando a nivel experimental. Prevén que tendrá un costo de entre 4 y 5 mil pesos. El prototipo estará listo para antes de fin de año. “La idea es poder ponerlo a disposición de la Municipalidad y de empresas y consorcios de vecinos que vivan en cercanías de alguna antena”, dijo Ezequiel Tardivo.
 
Inspección técnica de antenas
 
Este grupo de Ingeniería en Telecomunicaciones ya venía realizando las mediciones de RNI en toda la zona sur de la Provincia y en la ciudad, ámbito este último que siguen monitoreando, cuyos resultados están volcados en una plataforma web, también desarrollada por ellos (http://www.ing.unrc.edu.ar/grupos/gidat/rni/localidades.html).
De estas tareas participan cinco docentes del Laboratorio de Radiocomunicaciones y cuatro estudiantes, a quienes se suman recientes graduados, que colaboran con el equipo.
 
 

Tardivo: “Las antenas de televisión, radio e internet son fuentes de emisión de radiaciones a las cuales también estamos expuestos”

 
 
- Si las radiaciones no ionizantes no pueden alterar la estructura molecular ni celular de los tejidos vivos, ¿por qué se las mide y se les pone atención?
- Dentro del espectro electromagnético están las radiaciones no ionizantes y las ionizantes, ejemplo de estas últimas es una radiografía.
Las no ionizantes no producen cambios en las moléculas, pero igual hay límites de exposición, porque superando ese valor pueden causar efectos negativos. La medición de radiaciones es establecida por la Unión Internacional de Telecomunicaciones. A nivel mundial, hay mucha preocupación por el número creciente de antenas instaladas. Lo importante que se han establecido umbrales por debajo de los cuales no se han encontrado efectos negativos.
 
- ¿Qué hay que saber sobre las RNI?
- Nosotros participamos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, que hace recomendaciones. Estamos en un grupo que estudia puntualmente las radiaciones. Una conclusión es que el problema no lo constituyen las grandes antenas que se ven, sino que las causas de problemas están más asociadas al uso de los teléfonos móviles. Se recomienda hacer llamadas cortas y privilegiar el envío de mensajes de texto; y si se va hablar, preferir lugares de fácil acceso a la antena, esto es evitar hacerlo desde el interior de un auto o en recintos con escasa señal, porque eso demanda al dispositivo móvil una mayor irradiación de energía; la potencia con la que transmite varía de acuerdo con las posibilidades de vincularse con la antena. Hay que preocuparse más que por las antenas, por la utilización que se hace de los teléfonos, como así también de los microondas, los cuales -hemos comprobado- irradian hasta diez veces más potencia que una antena, por lo que no hay que quedarse frente a esos dispositivos a la espera de la comida. Los televisores, las radios y las computadoras y todos los dispositivos electrónicos también emiten radiaciones no ionizantes. Por su parte, las antenas de televisión, radio e internet, entre otras, son fuentes de emisión de radiaciones a las cuales también estamos expuestos.
 
Acuerdo entre Ingeniería y el ERSeP
 
Se firmó un protocolo de trabajo entre la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Río Cuarto y el Ente Regulador de Servicios Públicos (ERSeP), para la concreción de estas mediciones.
El objeto del acuerdo es la realización por parte de esta Facultad, en el ámbito del sur de la Provincia de Córdoba, de la inspección técnica de las antenas de telefonía celular, pertenecientes a Movistar, Personal, Nextel, Claro y las que pueda ampliar el ERSeP. Consiste en la ejecución de la comprobación de los niveles de campo eléctrico emitidos por las antenas de telefonía móvil y la inspección ocular del estado de las mismas.
Se aclara que el tipo de medición que la Facultad de Ingeniería de la UNRC realizará es sólo de inmisión.
El ERSeP visará la realización del trabajo efectuado, a la vez que Ingeniería emitirá certificación de su tarea.
Este contrato tiene una duración de un año, aunque las partes lo pueden prorrogar por igual período.

Pronóstico del tiempo

giweather joomla module