Martes 25 Septiembre 2018
giweather joomla module

Así comienza uno de los tantos poemas que Olivier Comte, el director de Les Souffleurs Commands Poétiques (Comando Poético de Susurradores), recitó ayer en las calles de Achiras.

La compañía francesa de susurradores que nació en Aubervillier, una ciudad ubicada al norte de París, trajo a la localidad 11 de sus 36 integrantes, quienes hicieron una intervención en el casco histórico y calles céntricas Vestidos completamente de negro, con paraguas, abanicos y un gesto ciertamente europeo, seis hombres y cinco mujeres le pusieron el cuerpo a poemas de autores argentinos que trabajaron previamente antes de llegar al país pero también improvisaron sus propios versos. 
En una hermosa tarde turistas y vecinos se acercaron a ver qué estaba ocurriendo en la plaza, qué hacía toda esa gente extraña vestida de negro, llevando paraguas. Grandes y chicos se sorprendieron con el efecto de los poemas susurrados y no faltaron los fotógrafos que registraron de cerca todos los movimientos del comando poético.

Raúl Meroni Seguros
Panadería El Buen Sabor

Pronóstico del tiempo

giweather joomla module