En menos de una semana, le robaron cinco veces en la obra que lleva adelante en barrio Castelli 2. Mauricio Rodríguez dijo que los propietarios de terrenos que están construyendo en el lugar, se sienten desprotegidos y que están a la deriva.

Rodriguez afirmó que junto con la empresa que lleva adelante la construcción de su casa decidieron suspender momentáneamente la obra por los reiterados hechos de inseguridad. “En este último robo se llevaron todo hasta la arena e incluso la cámara de seguridad. Cuando la policía llega ya no hay nada. No podemos seguir así", sostuvo.

Rodríguez dijo que desde noviembre que inició las tareas le entraron a robar diez veces y el domingo pasado le robaron la cámara de seguridad que tenían instalada para dar aviso a la policía.