Lunes 17 Diciembre 2018

La casa de los Oribe en Achiras, un reducto de la historia regional
El edificio de barro y piedra fue construido en 1887. En estos casi dos siglos, funcionaron allí un hotel, una escuela y un almacén de ramos generales. Hoy el lugar está siendo refaccionado como centro cultural

Enclavada en medio de las sierras, Achiras guarda tesoros históricos únicos de todos los tiempos y todas las culturas. Desde las huellas dejadas por los aborígenes, el paso de José de San Martín, la llegada de los colonizadores, hasta aquellas historias de familias tradicionales, todo ello conviviendo con las bondades que le dio la naturaleza.

En un rincón de la villa serrana, el tiempo parece haberse detenido. Sus antiguas casas laten mientras parecen dormir el sueño eterno. Las calles empedradas, esas antiguas puertas interminables, las rejas, algún aljibe, todo está allí para recordar un trozo de historia.

Uno de los lugares emblemáticos es la Casa de los Oribe, que según los registros fue construida allá por el año 1887. Sus habitantes, una familia tradicional, solían alquilar algunas de las habitaciones de esa vieja casona a ocasionales visitantes. Hoy el lugar es preservado por un sitio histórico.

Aunque en la última década el edificio sufrió la falta de mantenimiento, la actual comisión de Cultura y la intendencia, administrada por Jorge Otamendi, se ha fijado como premisa recuperar este espacio para el desarrollo de distintas actividades culturales.

Su historia

La llamada Casa de los Oribe es una inmensa construcción de barro y piedra siguiendo los lineamientos de la época. Está situada en el circuito histórico de Achiras con calles de adoquines, es todo un emblema de la época de fines del siglo XIX.

Sus paredes permanecen firmes al igual que sus cimientos y aberturas, pero el paso del tiempo ha afectado el techo, que deberá ser totalmente restaurado, y para ello desde el Municipio se evalúa la inversión a ejecutar.

Los antecedentes dan cuenta que el lugar tuvo varias funciones. Entre algunas de ellas pueden recordarse que funcionó como hotel, también fue tienda tipo Ramos Generales, posteriormente fue escuela primaria hasta 1935 y luego funcionó como pensión alojando a las muchas personas que siempre eligieron este lugar para el descanso.

Con los años, la casa fue quedando sola y vacía. Sus propietarios dejaron de pagar los impuestos, y fue el Municipio que decidió expropiarla para evitar su destrucción. Así fue que se convirtió en el reducto histórico de la localidad.

Hasta hace poco tiempo sus amplios salones funcionaban como teatrino y archivo histórico. Este último espacio, ganado por la humedad, hizo que parte de los libros y documentos allí guardados se vieran afectados. La actual comisión decidió entonces, su desplazamiento hasta otra de las salas recientemente restauradas.

También hace pocos días, más precisamente el pasado 24 de marzo se reinauguró otra de las salas que fue habilitada para exposiciones. Fue el humorista Jericles quien llevó hasta allí sus trabajos relacionados con el humor en tiempos de dictadura.

Camila Lanfranco -actual directora de Cultura municipal- dijo que con un grupo de colaboradores, todos jóvenes de la localidad, están trabajando para hacer de la Casa de los Oribe un lugar multifuncional, que guarde la historia del pueblo, pero además sea un ambiente de reencuentro y enseñanza. “Estamos trabajando para ir habilitando las distintas salas donde se dictarán cursos como los que ya se iniciaron de pintura, otro espacio será para el coro y la banda local”, precisó.

“En los últimos ocho años este lugar estuvo desprotegido, por eso ahora queremos trabajar en su recuperación. Demandará tiempo y dinero. Nos hemos puesto en contacto con Córdoba Cultura buscando algún tipo de ayuda y comenzar a trabajar en el techo de esta histórica casa”, señaló Lanfranco.

Se estima que en dos años el lugar estará totalmente recuperado.

Paralelamente a las obras de restauración, se seguirán desarrollando muestras y encuentros. Así también, en la vereda de la casona y sobre la calle empedrada del frente, cada fin de semana estarán los artesanos mostrando sus obras.

Para el fin de semana del 8 al 10 de abril se anuncia además la realización en este espacio del Encuentro de Pintores que convoca a artistas de todo el país, que retratarán en sus lienzos algún paisaje de la villa serrana.

Otros sitios históricos

También Achiras tiene otro históricos edificio como la Comandancia, que fue el asentamiento de frontera destinado a la defensa de la pequeña población, y que era la posta entre Buenos Aires y Cuyo.

Entre las tareas de la militancia, se encontraban: la vigilancia de las tierras circundantes al fuerte, encontrar indígenas, recuperar cautivos o ganado robado y buscar a los desertores. La Comandancia es el único edificio en pie de la que fuera La Frontera del Sur, entre Bahía Blanca y San Rafael Mendoza.

Así, este reducto serrano no sólo atrae por sus bondades naturales de las sierras, los ríos y arroyos, sino además por ser un reducto donde la historia en cada uno de los tiempos ha dejado su impronta.

Patricia Rossia
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Raúl Meroni Seguros
Panadería El Buen Sabor

Pronóstico del tiempo

giweather joomla module

Otras noticias

Paran los Judiciales

A partir del jueves los empleados judiciales de la Provincia comenzarán un paro por 36 horas. Reclaman [ ... ]

Gremios+ Ver más
Acreditación de fondos

El ministerio de Desarrollo Social de Córdoba confirmó que, desde este miércoles, estarán disponibles [ ... ]

Economía+ Ver más
Multitudinaria Expoturismo

Más de 10 mil personas disfrutaron de la oferta artística, gastronómica y cultural que se llevó adelante [ ... ]

Turismo+ Ver más

Desde el campus