En la mañana de hoy se entregaron 44 nuevos créditos correspondientes al programa “Más Vida Digna”, con los que se alcanza a un total de 250 familias beneficiadas en la ciudad. 

La iniciativa consiste en la entrega de un aporte económico para mejorar las condiciones habitacionales de las familias riocuartenses y se lleva adelante en articulación con el Ministerio de Promoción del Empleo y la Economía Familiar de la provincia de Córdoba.

En la ocasión, el Subsecretario de Hábitat Pablo Bertea señaló que se invirtieron más de 13 millones en conjunto entre la provincia en este programa: “para llegar a los vecinos más vulnerables con este crédito blando que no tiene intereses y que tiene como objetivo ir mejorando sus viviendas”.

Más Vida Digna está destinado a ciudadanos que se encuentran en una situación de déficit habitacional, hacinamiento crítico, deficiencias estructurales graves, saneamiento inadecuado, o carencia de conexiones domiciliarias. “Los créditos otorgados son destinados a la ampliación de las viviendas, a ejecutar refacciones estructurales o conexiones domiciliarias, y reformas en sanitarios, entre otras mejoras”, agregó Bertea.

Participaron también del acto el secretario de Obras Públicas, Martín Cantoro; Georgina Bustos, delegada del Ministerio de Promoción del Empleo y Economía Familiar; y Magalí Torres, vocal del Directorio de la Agencia Córdoba Joven en Río Cuarto.

Más Vida Digna: el programa

Son dos líneas de créditos de 40.000 y 80.000 pesos, a tasa cero y con tres meses de gracia, cuya devolución depende de la condición socioeconómica del solicitante. El préstamo estará destinado a la compra de materiales de construcción o a la contratación de mano de obra, mediante lo cual se podrá edificar un baño, ampliar ambientes o realizar reparaciones estructurales graves o conexiones domiciliarias.

Hasta el momento ya se ha hecho una inversión de $10.240.000 que ha permitido la compra de materiales y/o el pago de mano de obra, constituyendo una respuesta a nivel habitacional que se traduce en:

  • Ampliación de un ambiente
  • Refacciones ante daños estructurales de la vivienda
  • La posibilidad de acceder a los servicios de agua, luz y gas para quienes no poseen las conexiones domiciliarias de dichos servicios.
  • La construcción de un baño para quienes carecen del mismo.