En el marco del Programa de Detección Precoz de Enfermedades de Transmisión Sexual, la Subsecretaría de Prevención de la Salud continúa llevando a cabo operativos en distintos barrios de la ciudad con la finalidad de hacer testeos gratuitos de VIH y sífilis, complementando los que ya se vienen realizando en el Centro de Salud. El objetivo es no esperar a que el paciente se acerque al Centro fijo por sus propios medios, sino salir en busca de una detección temprana de estas enfermedades. Además, a estos operativos se sumó la vacunación covid para completar refuerzos a quienes lo necesiten.

Así lo indicó Lucas Stefanini, Subsecretario de Prevención de la Salud, quien sostuvo que “en el marco del Programa de Testeos de la Municipalidad que ya se vienen realizando en el Centro de Salud, hemos decidido salir puertas afuera para buscar la enfermedad”. “Para ello, estamos articulando en algunos casos con la provincia y en otros con instituciones para hacer esta búsqueda de testeos en la comunidad”, agregó Stefanini.

En el día de ayer se llevó a cabo un operativo en el sector de Butteler y Payró donde se realizaron más de treinta testeos y cerca de 35 vacunaciones COVID. “Dentro de los testeos de ayer, tuvimos un positivo que ya comenzó su tratamiento que, en el caso de sífilis, es sumamente efectivo y los pacientes logran curarse”, manifestó el Subsecretario.  “Además buscamos los contactos que esa persona puede haber tenido para cortar la cadena de contagio, puesto que la detección temprana de las Enfermedades de Transmisión Sexual es fundamental para realizar un tratamiento efectivo y prevenir sus secuelas”, agregó.

Características de los operativos

Desde que se pusieron en marcha se llevaron a cabo testeos en Barrio Oncativo, también durante la semana de la juventud en el Playón Deportivo del barrio San Eduardo ubicado en Remedios de Escalada y Pje. Balzano y finalmente, en el día de ayer en Payró y Buteler. En total se testearon más de 100 personas.

Como resultado de los operativos realizados se detectó que la franja etaria en la que hay más casos positivos es en adolescentes y adultos jóvenes. “Cada vez que salimos estamos haciendo alrededor de 30 / 35 testeos, de los cuales siempre uno o dos positivos aparecen”, dijo Stefanini. Y agregó que “de HIV es mucho más bajo, tiene menos prevalencia que la sífilis, pero cada tanto se encuentra algún positivo, lo cual es muy importante para poder empezar con un tratamiento y que la enfermedad no siga avanzando”.

Desde el equipo de salud de la subsecretaría se destacó la importancia del trabajo en territorio y del trabajo articulado con las fuerzas vivas del barrio como las copas de leche, los dispensarios de la zona y referentes barriales que permiten tener mayor llegada a los vecinos y vecinas del barrio.

Asimismo detallaron que durante los operativos las actividades se dividen en tres etapas, el pre test, donde se le brinda información sanitaria al paciente; el test propiamente dicho y el pos test que se lleva adelante con el Dr. Stefanini y brinda la posibilidad de iniciar el tratamiento ya desde el resultado positivo.

El trabajo de campo incluye la realización de  charlas y asesorías sobre embarazo, lactancia materna y prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual en general.