Una dotación de Bomberos Voluntarios logró sofocar el incendio que se registró en una de las habitaciones de una vivienda interna ubicada en Ituzaingó al 1800.

En la casa, al momento del siniestro, se encontraban tres niños de corta edad junto a sus padres.

El incendio se declaró alrededor de las 15 de este domingo. Y según las primeras averiguaciones, el fuego se habría iniciado cuando los menores manipulaban un encendedor.

Afortunadamente, y gracias al rápido accionar de los Bomberos, ninguno de los habitantes del hogar resultó herido, y los daños materiales fueron menores.