El Consejo Superior de la Universidad Nacional de Río Cuarto resolvió readecuar el precio de venta del menú universitario para normalizar el desfasaje de costos que afronta la Institución.

La suba es de un 150 por ciento para los estudiantes de grado, del 134,37 por ciento para los docentes y nodocentes, y de un 124,71 por ciento para los visitantes.

Los alumnos tendrán que pagar $75, en lugar de los actuales 30; los trabajadores pasarán a abonar $150 -86 pesos más- y para quienes no pertenezcan a alguno de esos claustros el precio del menú será de $200, en vez de los actuales 89.

La medida se toma a raíz del marcado desfasaje que sobrevino como consecuencia del proceso inflacionario y la falta de actualizaciones en el último tiempo debido al aislamiento por la emergencia sanitaria producida por el Covid-19.

Mientras que el valor real ronda los 150 pesos, hasta ahora se venía cobrando 30 pesos a los estudiantes, 64 pesos a docentes y nodocentes, y 89 pesos a los visitantes.

El pedido de actualización del precio del menú universitario había ingresado al Consejo Superior el pasado 29 de setiembre, a través de una nota del secretario de Bienestar, Fernando Moyano, la cual pasó para su análisis a la Comisión de Presupuesto y Obras Públicas, desde donde este martes regresó al plenario con un despacho que luego fue votado por unanimidad.

El valor real -solo en materias primas- de una suprema con puré es de 143 pesos; el de albóndigas con arroz es de 173 pesos; el de milanesas con papas perejiladas es de 139 pesos; el de pata muslo con ensalada de repollo y zanahoria es de 162 pesos; el de milanesa de cerdo con puré mixto es de 136 pesos; el de suprema con puré de 143 pesos y el de albóndigas con arroz es de 196 pesos.

Para esta decisión, se consideró el informe presentado por el Servicio Alimentario Universitario, según el cual el costo del menú promedio entre los días 13 y 17 de setiembre fue de 150,92 pesos, contemplando sólo el precio de la materia prima para su elaboración y los descartables.

El pasado 13 de setiembre se ofreció suprema con puré de papas y el costo total fue de 32 mil pesos y se vendieron 223 menús, lo cual da como costo real 143,50 pesos.

Al día siguiente, hubo albóndigas con arroz, se vendieron 216 menús, el costo total fue de 37.403 pesos, lo cual hace un costo unitario de 173,16 pesos.

El 15 de setiembre, el menú fue milanesas con papas perejiladas, costaron en total 29.334 pesos, se vendieron 211 raciones, cuyo precio unitario de producción fue de 139 pesos.

La última vez que se modificó el valor del menú fue el 18 de setiembre de 2019.

Con los incrementos sostenidos de la materia prima de los productos alimenticios, el precio del menú quedó retrasado y está generando un importante déficit.

Entre los considerandos del despacho de la Comisión de Bienestar, se indica que la compra del menú, tomando como mes testigo el de octubre de 2021, tiene la siguiente distribución: los estudiantes consumen aproximadamente el 85 por ciento de los menús, mientras que el resto es para el personal docente y no docente, y otros.

Se destaca que el Servicio Alimentario Universitario fue creado para ofrecer un menú nutricional equilibrado y a un valor que no contemple fines de lucro” y que “el aumento del costo del menú permitirá mantener la calidad, seguir incrementando la cantidad de menú y disminuir el déficit mensual.

La Comisión de Bienestar propuso y el plenario en su conjunto aprobó: “Mantener la venta del menú de manera diferencial, a razón de 75 pesos para estudiantes de grado de la Universidad Nacional de Río Cuarto y 150 pesos para el personal docente y nodocente de nuestra Universidad.