La Dirección de Adicciones de la Secretaría de Salud y Desarrollo Social Municipal realizó ayer, en el Teatrino de la Trapalanda, el cierre de los cursos de Cesación Tabáquica “Dejar de Fumar es Posible”, que se llevaron a cabo durante el transcurso de este año.

 “El balance es sumamente positivo ya que el 90% de los asistentes logró el cometido de dejar el cigarrillo”, así lo indicó el Secretario de Salud, Marcelo Ferrario quien manifestó que “este programa que viene llevando a cabo la Dirección de Adicciones de la Secretaría de Salud ya finaliza su tercera etapa con 30 participantes”.

“Realmente una respuesta muy positiva, no solamente desde el punto de vista del programa, sino también de la concurrencia y la aceptación por parte del público en general, confiando una vez en la salud pública, y ya cuenta con 50 personas inscriptas para el próximo año 2023”, afirmó Ferrario.  Y agregó que “el tabaco es una enfermedad que trae otros problemas dentro de la salud respiratoria y que, nosotros dentro de la salud pública, podemos contribuir mostrando la importancia que tiene dejar de fumar por las consecuencias que eso conlleva”. 

Por su parte, la Directora de Adicciones Lilian Jaule sostuvo que “para nosotros esto fue realmente un éxito, porque haber llegado a una tercera edición y que la mayoría haya dejado de fumar es un éxito”. “Uno siente gratificación con esto porque la gente se siente bien”, dijo Jaule. Y agregó que “sin duda que hay cosas para seguir mejorando y seguir proponiendo desde la salud pública, desde nuestra Subsecretaría de Prevención  de la Salud, por ello seguiremos trabajando para que así sea”.

En tanto, Carlos Gallo, ex fumador participante del curso declaró que “Yo he sido una de las tantas personas que ha dejado de fumar con este curso con la ayuda de esta capacitación”. “Mi mensaje para todos los fumadores es que lo intenten, acá van a  recibir la contención y la ayuda necesaria para poder lograrlo”, agregó Gallo.

En la misma línea, Raúl Fusi, también ex fumador participante del curso dijo que “hace desde los trece años que fumaba y gracias a este curso pude dejarlo”.  “Fumaba entre 60 y 80 cigarrillos diarios, la estaba pasando muy mal, así que vine con mi mujer y mi hija; y esto resultó una gran ayuda para mí”, dijo Fusi.