En la Colección Líneas del Tiempo la UniRio Editora de la UNRC publicó el libro Las puertas verdes de la escritora Daila Alejandra Prado, rosarina de nacimiento y riocuartense por adopción incursionó en la comunicación social y en el periodismo, a mediados de las ’90 inició el ciclo radial Las puertas verdes dedicado a la historia regional.

Puertas Verdes se llamó un almacén de ramos generales que prestó servicios cuando Río Cuarto dejaba de ser una Villa para transformarse en ciudad y que ante fue una posta, un puesto familiar y una tienda móvil.

Concebidos en principio como columnas radiofónicas, los capítulos de este libro reconstruyen episodios, reviven personajes y recogen lugares; las memoria íntima y las historias menos difundidas de nuestro pueblo asoman constantemente en sus páginas.
En las páginas de este libro sobresale también la destreza narrativa de Daila Prada, la sensibilidad de su escritura y el tenor fotográfico de su mirada.
Sólidamente documentado Las Puertas Verdes constituye no solo una visita a un pasado inextinguible; es la puerta de entrada a un pasado memorioso.

A lo largo de las 168 páginas de este texto se pueden encontrar relatos como la Trapalanda, El Quarto Río, La fabulosa merced de los Cabrera, Jesuitas en Río Cuarto, Tierras de pan llevar, El Marqués; Panchita Bengolea, lenguaraz; La Capilla de Tegua, La cenicienta jesuítica, El pueblo del fin del mundo, Supercherías y marañas, Las viudas del Quarto Rio; El Cristo, el bautizador y un indio de la China; y El padre de la novia, entre otras varias historias que integran el libro.

Varios de estos relatos se presentan con mapas de época e ilustraciones relativas a las temáticas que abordan, también al final del libro hay un espacio muy valioso donde se pueden encontrar las fuente documentales, la bibliografía principal y la bibliografía complementaria.

Cabe mencionar que Daila Prado es una escritora con una vasta obra literaria expresada, por ejemplo, en trabajos como José Francisco: ESCLAVO y la consagrada novela La Cicatriz referida a la vida de Manuel Baigorria.