Durante la mañana del jueves 10 de febrero, y en instalaciones de la Escuela de Enfermería de la Facultad de Ciencias Humanas, se desarrolló la primera reunión presencial del ciclo 2022 entre el decanato de la Facultad, integrantes del equipo de gestión y autoridades departamentales.

El tema excluyente fue el retorno a la presencialidad, tal como lo dispone la normativa vigente de la UNRC a través de la última Resolución de Consejo Superior, y las alternativas por considerar en relación con el análisis de una eventual y progresiva incorporación de acciones no presenciales en la organización de las actividades académicas. Dado el tenor de la temática, se contó también con la participación de la Prof. Cortese, subsecretaria Académica de la UNRC.

En líneas generales se abordaron los potenciales entornos que pueden ser considerados en una tarea procesual de mediano y largo plazo: incorporación de Virtualización de la Educación Superior a planes de estudio de carácter presencial y/o propuestas de Educación a Distancia, oferta académica formalizada únicamente por la Facultad de Ciencias Económicas en la actualidad.

El decano de la Facultad de Ciencias Humanas se refirió a la necesidad de trabajar en simultáneo distintos planos que son requeridos para la formalización institucional de propuestas de carácter alternativo: acuerdo colectivo y estructural entre los actores que intervienen en el proceso, disponibilidad de recursos para la viabilidad de las iniciativas y acondicionamiento normativo.

Sobre este último punto se examinó especialmente lo dispuesto por CONEAU en el documento “Consideraciones sobre las estrategias de hibridación en el marco de la evaluación y la acreditación universitaria frente al inicio del ciclo lectivo 2022”, difundido en diciembre de 2021.

En tal sentido, el Prof. Fabio D’Andrea remarcó la importancia sustantiva de los procesos de acreditación, destacó el resultado positivo en relación con la reconsideración y efectiva acreditación de la carrera de Abogacía y anticipó la necesidad de pensar todos y cada uno de los procesos alternativos y complementarios de la presencialidad con el debido acondicionamiento normativo institucional local y la observación de la normativa vigente a nivel nacional.