Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNRC desarrollaron el primer biofertilizante que reduce la emisión de gases de efecto invernadero para el cultivo de soja. Superada la etapa experimental y su posterior validación inicial en condiciones agronómicas, el equipo de científicos trabajará en la obtención de un prototipo de Soygreen a escala piloto.

El equipo de investigación responsable de diseñar y ejecutar el proyecto es el liderado por el doctor Fabricio Cassán, docente-investigador del Departamento de Ciencias Naturales de la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Río Cuarto e integrante del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (de doble dependencia Conicet-UNRC). La contraparte es la empresa Ceres Demeter SA, empresa biotecnológica también de Río Cuarto especializada en el escalado y desarrollo de innovaciones microbiológicas destinadas al sector agrícola.

Esta propuesta cuenta con el financiamiento del Fondo de Innovación Abierta para la Transferencia Tecnológica del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Provincia de Córdoba (resolución 097/21), junto a otros 9 proyectos de nuestra provincia. En este marco, en la jornada de ayer, los responsables del proyecto de investigación recibieron un aporte cercano a un millón de pesos para llevar adelante esta etapa del proceso de innovación. 

El acto fue presidido por el ministro de Ciencia y Tecnología Pablo De Chiara, junto al ministro de vinculación comunitaria, protocolo y comunicación, Paulo Cassinerio, autoridades universitarias, de entidades empresarias, empresas, emprendedoras y emprendedores de Córdoba.

Del laboratorio a la producción agropecuaria

A través del proyecto de investigación, los científicos pretenden evaluar a escala piloto una solución biotecnológica para un problema de gran importancia en la actualidad, la emisión de gases de efecto invernadero en el cultivo de soja.
 
El óxido nitroso es un gas de efecto invernadero con mayor capacidad de calentamiento que el dióxido de carbono. La agricultura contribuye significativamente a la emisión de este gas a la atmósfera por el uso de fertilizantes minerales a base de nitrógeno. Argentina es el tercer país productor de soja en el mundo, pero en nuestro país existe una alternativa tecnológica a la fertilización mineral. La inoculación de soja con bacterias del género Bradyrhizobium (rizobios) es una práctica muy extendida en nuestro país, pero ciertas cepas de este género microbiano son productoras de óxido nitroso por un proceso denominado desnitrificación, tanto en el suelo como en simbiosis con plantas de soja. Si consideramos la superficie sembrada en Argentina y Brasil con cerca de 60 millones de hectáreas, la soja es una fuente significativa de emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, aun en ausencia de fertilizantes minerales”, indicó el doctor Cassan, microbiólogo y docente investigador del Departamento de Ciencias Naturales. 

Un concepto distinto

Soygreen es un biofertilizante formulado con rizobacterias capaces de reemplazar la fertilización mineral a través del proceso de fijación biológica de nitrógeno y al mismo tiempo reducir la emisión de gases de efecto invernadero. El trabajo tomado como base para su desarrollado fue generado en el Laboratorio de Fisiología Vegetal y de la Interacción planta-microorganismos, miembro de Ciencias Exactas y del INIAB-Conicet y la colaboración del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas, de Chascomus, el Laboratorio del Metabolismo del Nitrógeno de la Estación Experimental del Zaidín (CSIC, España) y el INTA.

La etapa experimental fue desarrollada por más de siete años en diferentes condiciones experimentales y como consecuencia directa se culminó una tesis de posgrado de la doctora en Ciencias Biológicas Melissa Obando Castellanos y debido a ello se obtuvieron publicaciones en revistas internacionales de la especialidad, tales como Plant and Soil o Journal of Applied Microbiology”, comentó el investigador independiente de Conicet.

Cassan remarcó que el objetivo actual del proyecto es generar un prototipo de SoyGREEN a escala piloto y validar a nivel de producto su comportamiento en condiciones extensivas. Para lograr este objetivo, participará Ceres Demeter SRL una empresa de nuestra ciudad especializada en el escalado y desarrollo de productos microbiológicos destinados al sector agrícola, quien, durante los 12 meses posteriores al inicio de actividades, facilitará sus instalaciones y personal para el proceso industrial. Así, la alianza entre la UNRC y la empresa supone cubrir el último paso necesario para la finalización de la etapa experimental e inicio del proceso de registro del producto ante los organismos de certificación a nivel nacional.

Esta alianza, supone la posibilidad de generar un acuerdo comercial posterior entre la empresa y nuestra institución a través de un proceso de transferencia tecnológica”, valoró el investigador de Exactas.