La Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) inició la etapa de presencialidad plena, sin el requerimiento de pase sanitario para quienes asisten al campus, pero aplicando protocolos de ingreso y adaptando la concurrencia masiva prevista para marzo.

A casi dos años del inicio de las restricciones sanitarias por el Covid-19, la casa de altos estudios fue recuperando paulatinamente la presencialidad y con febrero comenzó la vuelta plena de la comunidad universitaria.

A través de los registros se sabe que hay un elevado porcentaje de vacunados dentro del ámbito universitario.

Está habilitado solo el ingreso por guardia central, donde se registra la temperatura. La comisión de Salud que se conformó para abordar la presencialidad programada resolvió que no se puede exigir pase sanitario porque no es obligatorio en la Argentina, pero sí se debe firmar una declaración jurada del estado de salud a través de una aplicación interna, comentó el secretario de Trabajo, Jorge Martínez.

El funcionario destacó que gran parte de la comunidad está vacunada, un dato que se solicita sin ser exigido el pase sanitario para poder tomar decisiones sobre datos certeros.