Esta mañana, mientras se desarrollaba la sesión ordinaria semanal en el Concejo Deliberante local, frente al recinto un concurrido grupo de peluqueros llevó adelante una protesta. Los trabajadores pidieron una ordenanza que los habilite a trabajar plenamente. Y denunciaron que el gobierno municipal “no está cumpliendo con la palabra”, ya que las ayudas económicas no tendrían la fluidez anunciada la semana anterior.

“Nos prometieron 30 mil pesos y le han depositado a diez colegas, diez mil pesos”, explicó uno de los peluqueros presentes.

Entre las razones esgrimidas, además de que manifiestan ser una de las actividades más golpeadas por la crisis económica, aseguran que no se han producido contagios en las peluquerías. «Cada salón es sanitizado por completo entre cliente y cliente, solo trabajamos de a una persona por vez, siempre con barbijo, y respetando todos los protocolos. Tenemos más seguridad en las peluquerías que en otros lugares habilitados», señalaron los manifestantes.