Con la idea de que las investigaciones y desarrollos tecnológicos que pueden generar un impacto positivo lleguen a la comunidad, desde el Mincyt seleccionaron 15 proyectos de todo el país para capacitar a los investigadores sobre el comportamiento emprendedor. La idea es que los investigadores tengan herramientas para fortalecer su emprendimiento científico y sepan cómo vincularse con el sector privado. Dos de esas propuestas elegidas son de científicos de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNRC.

Se trata de los proyectos «Probióticos y posbióticos con potencial bioterapéutico destinado a mejorar la sanidad y productividad de animales», dirigido por la Dra. Lilia Cavaglieri del Departamento de Microbiología e Inmunología; y «Utilización de ácidos fenólicos para prevenir complicaciones patológicas vasculares en pacientes con diabetes mellitus», coordinado por el Dr. César Casale del Departamento de Biología Molecular de la Facultad de Ciencias Exactas.

En el marco del Programa Nacional de Fortalecimiento de Emprendimientos Tecnológicos, el Mincyt lanzó una convocatoria en todo el país para proyectos tecnológicos. De más de 80 que se presentaron, 15 resultaron seleccionados, de los cuales 2 son de grupos de investigación de nuestra Facultad.

Con el objetivo de promover los emprendimientos científicos tecnológicos, que se vinculen con el sector privado y tengan impacto en el medio, Mincyt seleccionó estos proyectos de interés nacional para que sus integrantes sean parte de diferentes instancias de capacitación referidas al comportamiento emprendedor. Tarea que está a cargo de la Fundación Empretec Argentina, organización que trabaja a nivel nacional e internacional promoviendo la formación de capacidades emprendedoras de científicos y tecnólogos con el objetivo de fomentar nuevas empresas de base tecnológicas, servicios tecnológicos y el crecimiento de pymes innovadoras en ciencia y tecnología.

La capacitación comenzó hace un mes con encuentros virtuales sobre desarrollo emprendedor, propiedad intelectual y aspectos regulatorios, entre otros temas. Esta actividad se intensificará la próxima semana con la última etapa que será presencial. Desde el lunes 19 y hasta el sábado 24 los docentes investigadores participarán de instancias formativas finales con encuentros diarios que se desarrollarán de 9 a 18 horas. Participarán los docentes-investigadores que lideran los grupos de investigación y el sector privado que avala dicha investigación.

La Dra. Lilia Cavaglieri explicó que se trata de talleres y capacitaciones, asesoramientos técnicos que favorecen la formación en capacidades emprendedoras con el objetivo de acercar el laboratorio al sector productivo. “Es algo que se viene profundizando desde que surgió la Ley de la Economía del Conocimiento”, a la vez que destacó que hay “varios ámbitos del Gobierno nacional desde donde se promueve la capacidad emprendedora y la vinculación entre el sector académico-científico tecnológico con el sector privado”.

El Dr. César Casale contó que estas capacitaciones te van contando todos los pormenores sobre cómo tramitar una patente, cómo funciona la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), cómo son los sistemas de vigilancia, etc.

“La idea de esto es que como investigador pueda saber presentar tu proyecto ante una empresa o que puedas crear tu propia empresa, entonces tiene mucho que ver con la formación de emprendedores. Lo que ellos te enseñan es a potenciar todas tus actitudes como emprendedor”, precisó.

Por otra parte, Cavaglieri destacó la importancia de este programa de capacitación al señalar que muchas veces “cuesta dar ese salto para vincularse con el sector productivo. Indicó que en las universidades se investiga ciencia básica cuyos conocimientos pueden servir para otros procesos y también se realiza investigación en ciencia aplicada, por tal motivo, remarcó que “eso debe llegar a la comunidad y generar soluciones en la sociedad”. En esta línea, sostuvo que “muchas veces los investigadores no conocemos las herramientas y cómo hacer para transferir ese conocimiento generado para que sea utilizado en el sistema productivo”. Sobre este tema, destacó que actualmente existen muchas más herramientas y fondos vinculados al sector público que promueven dicha vinculación.

Aseguró que es necesario fomentar el uso de estas herramientas y conocer las estrategias para que las instituciones científicas y los propios investigadores sepan cómo hacer para relacionarse con el medio, sabiendo que lo que se genera en el laboratorio pueda aplicarse para aportar soluciones en beneficio de la comunidad.

Casale explicó que de las instancias de capacitación participan dos personas por grupo, uno vinculado a la parte de investigación y ciencia, y el otro más abocado a lo comercial.

“Me parece que es una propuesta interesante porque cuando uno tiene una línea de investigación que quiere volcar los resultados al medio muchas veces no sabe ni cómo arrancar para lograr ese nexo. Esto nos da la posibilidad de formarnos para cuando estemos frente a gente interesada en lo que hacemos podamos contar de la mejor manera nuestro trabajo”, destacó el investigador de Biología Molecular.

“Es increíble la cantidad de herramientas y espacios en donde uno puede presentar estos proyectos tecnológicos para obtener recursos, vincularse con el sector privado y aportar soluciones al medio”, subrayó Casale y agregó que cuando le brindaron el taller sobre las fuentes de financiamiento públicas y privadas para este tipo de iniciativas, también les comentaron que hay espacios para que el investigador pueda consultar dónde puede conseguir el financiamiento y se lo asesora. “Te encuadran tu proyecto de acuerdo a las posibilidades que ellos ven que podés presentarlo para recibir financiamiento”, explicó.

El docente investigador de Exactas señaló que hace falta que los investigadores conozcan todas estas herramientas porque los montos de los subsidios son muy importantes y te brindan la posibilidad de invertir en equipamiento, insumos y también en recursos humanos.

Revertir efectos adversos de la diabetes

El proyecto presentado en esta convocatoria por el grupo que lidera el Dr. César Casale es sobre una investigación en la cual describieron el mecanismo por el cual la diabetes genera daños en el organismo y determinaron cómo revertirlos.

“El mecanismo ya lo encontramos nosotros, ahora el desafío es encontrar cuál es el fármaco que no produzca efectos secundarios”, precisó César Casale.

El investigador y docente universitario señaló que hay gran esperanza en que se pueda encontrar el compuesto adecuado porque son sustancias que tenemos naturalmente incorporadas en nuestro organismo. Consideró que el mayor desafío será determinar la dosis adecuada, pero aclaró que eso ya no es materia de investigación de su grupo, sino que depende de otros especialistas.

Por eso, es importante esta vinculación con otros sectores para que este gran avance científico no quede en el laboratorio y pueda aportar soluciones a la comunidad, más aún en un tema tan importante como es la salud de las personas.

Posbióticos para promover salud

La Dra. Lilia Cavaglieri contó que el proyecto que presentaron en esta convocatoria tiene que ver con investigación en la cual están avanzando en la búsqueda de microorganismos que va más allá de los probióticos y que denominan «los posbióticos», con el objetivo de utilizarlos para promover la salud animal y en humanos.

Explicó que los probióticos “son microorganismos que trabajan en el intestino que ejercen efectos benéficos en relación a la prevención de algunas patologías, en donde uno busca salud intestinal”.  Agregó que “ahora también hemos avanzado en la búsqueda de posbióticos que son metabolitos producidos por los probióticos que también pueden estar en el intestino y que muchas veces son los responsables de los beneficios a la salud, ya que los probióticos liberan estos metabolitos”.

Manifestó que estos estudios se realizan desde el ámbito académico con estudios biológicos y químicos, pero que “tienen una implicancia directa con la sociedad porque están avanzando con la escala industrial y con las nanopartículas que uno tiene que diseñar para luego ser incorporadas en el alimento del animal y del humano”.

Remarcó que su grupo de investigación ya viene trabajando con una empresa de base tecnológica creada con el reconocimiento de Conicet y la UNRC. De esta manera, cuentan con el acompañamiento del sector privado a través de la empresa de base tecnológica BIOFEED TECH S.A.S.

A partir de esta experiencia como una de las impulsoras de esta empresa de base tecnológica, Lilia Cavaglieri dijo que quienes hacen ciencia deben quitarse un poco el prejuicio de vincularse con empresas porque “es el sector privado el que hace la gran inversión para que esto salga a la luz”. Remarcó que hay herramientas para que los entes públicos puedan recibir su contraparte por todo lo invertido a través de las regalías de la venta de productos que cuentan con licencias del ente público.

En esta línea, aseguró que hay mecanismos y herramientas para que los adelantos científicos y tecnológicos puedan salir de los laboratorios y ser utilizados en el sector productivo público y privado.

“Los trabajos tecnológicos se pueden volcar al medio a partir de licencias y no que solamente queden plasmados en un paper sino que trasciendan la universidad para generar un impacto positivo en la comunidad”, concluyó.

¿Dónde presentar un proyecto?

Estas son algunas de las convocatorias permanentes en donde se pueden presentar proyectos de investigación científica para conseguir financiamiento.